Coche eléctrico

¿Son los coches eléctricos una solución 100% Verde?

Ya he hablado en el artículo anterior de la contaminación que generan los coches y una de sus posibles soluciones, utilizar modelos híbridos o eléctricos. Pero ¿tenemos claro si estas alternativas son realmente una solución verde? ¿Tenemos toda la información acerca de las ventajas e inconvenientes de los llamados coches verdes?

La realidad es que no tenemos mucha información acerca de los coches eléctricos. Se habla mucho de las ventajas que aportan, como el mayor respeto al medio ambiente (para los más idealistas) o el ahorro de consumo (para los más racionalistas) y esta simplificación de las ventajas hace que muchas de las personas que se están planteando comprar un coche nuevo no encuentren toda la información que necesitan y terminen por decidirse por un coche con combustible (un coche tradicional).

Vamos a ver detenidamente la información que tenemos de las ventajas y las desventajas que tienen este tipo de vehículos:

Ventajas del coche eléctrico

  • No emite gases contaminantes ni de efecto invernadero, ya que para funcionar lo que hace es convertir la electricidad en energía gracias a su motor eléctrico (en vez del motor de combustión interna de los coches tradicionales).
  • Hace muy poco ruido, por lo que la contaminación acústica se reduce considerablemente.
  • Más eficiencia en el consumo, es decir, consume menos energía para realizar el mismo “esfuerzo”, lo que conlleva un ahorro energético.
  • Los propietarios de un coche eléctrico ahorran un dinero al año en combustibles, en comparación con los propietarios de coches de gasolina

Desventajas del coche eléctrico

  • Poca autonomía, los coches actuales tienen baterías “pequeñas” por lo que no pueden mover el coche durante muchos kilómetros (con una recarga completa), además la recarga eléctrica también requiere su tiempo, no como el repostaje de los coches tradicionales que en unos pocos minutos pueden llenar su depósito completo.
  • Las baterías que se utilizan no tienen una vida útil muy larga, por lo que es necesario reemplazarlas, y ello también conlleva unos gastos (sobre unos 6000 € costaría cambiar la batería de nuestro coche eléctrico)
  • Escasez de puntos de recarga, aunque cada vez hay más puntos en las ciudades, en la carretera son claramente insuficientes lo que genera muchas limitaciones en lo que se refiere a los desplazamientos de larga distancia.
  • Son costosos de mantener y reparar ya que en la actualidad no hay muchos mecánicos especializados en estos vehículos.

Hasta ahora nada nuevo, las habituales ventajas y desventajas que hemos leído en cualquier artículo. A nivel de ventajas, no voy a entrar mucho más en detalle (ya se encargan los fabricantes de hacerlo, cada día más), pero a nivel de desventajas ¿Existen puntos negativos significativos en los coches eléctricos? ¿Son realmente una alternativa verde a los automóviles actuales o por el contrario hay aspectos poco conocidos que hacen que también sean malas soluciones?

Para contestar a esta pregunta debemos conocer algunos datos sobre el proceso de fabricación y la eliminación de algunas de las piezas imprescindibles de estos vehículos.

¿Hay diferencia entre fabricar un coche eléctrico o uno de gasolina?

No se ha hablado mucho de si durante su fabricación, su uso o en el último paso de la vida útil de los coches híbridos o eléctricos hay también ventajas en cuanto al coste ambiental o siguen los mismos patrones que hasta ahora tienen los vehículos de motor. ¿Alguno de estos pasos los hace más verdes?
Vamos a ver estos puntos:

  • Durante la fabricación del vehículo, sí que se generan emisiones de gases contaminantes, partículas en suspensión, así como un gran consumo de energía (En la fabricación de cualquier vehículo sucede) Además, la producción de baterías es uno de los puntos más contaminantes y que aumentan considerablemente el potencial de toxicidad para los humanos y para el medio ambiente, ya que los elementos con los que se fabrican estas baterías (cobre, níquel, litio…) son tóxicos.
  • Ya he comentado que durante su uso, no se emiten gases contaminantes, pero sí hemos de tener en cuenta de donde procede la energía eléctrica que necesitan para funcionar, por ejemplo, si procede de una central térmica se estarían generando emisiones de gases nocivos así como de partículas en suspensión, es decir, trasladaríamos el problema de las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte a la industria, pero no lo estaríamos reduciendo. Si la energía procediera de fuentes renovables, sí que estaríamos poniendo soluciones al problema.
  • En el ciclo completo de la fabricación y posterior desguace del vehículo, estos coches duplicarían la emisión de CO2, principalmente por las baterías usadas (Todo el tema de reciclado de baterías en bastante extenso y desde mi punto de vista importante, por lo que lo dejaré para ver en otro artículo más adelante)

 

¿Entonces estos coches son la alternativa verde que todos estábamos esperando?

Sí, aunque haya mucho que mejorar, hoy día podríamos decir que aunque se analicen con detalle las desventajas, el tener un coche eléctrico no contamina tanto como los coches tradicionales, y supone un ahorro a los consumidores que se deciden por comprar uno, por lo que las ventajas ganan la partida.

Irán apareciendo coches con mayor eficiencia de los motores, mayor autonomía, mejores métodos de fabricación y entonces mejorarán las condiciones y las ventajas de tener un coche eléctrico, pero será un paso lento y que dependerá de la implicación de todos, desde los gobiernos hasta de los usuarios.

 

Fuentes y referencias:
Institute for Life Cycle Environmental Assessment : Automobiles: Electric vs. Gasoline, Seikei University de Tokio, http://www.iere.org/ILEA/lcas/taharaetal2001.html
¿Cuánto te costaría cambiar la batería de tu coche eléctrico? https://hipertextual.com/2014/12/cambiar-la-bateria-coche-electrico

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

84 − 75 =